Noticias

Monóxido de Carbono: la prevención salva vidas

Monóxido de Carbono: la prevención salva vidas

El monóxido de carbono es un gas tóxico que ingresa al cuerpo a través de las vías respiratorias y puede provocar la muerte. Es altamente peligroso porque es indetectable por los sentidos: carece de olor, sabor y color; tampoco irrita los ojos ni la nariz. Su inhalación provoca falta de oxígeno en la sangre, dañando el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo.

 

Se produce cuando la combustión de los artefactos a gas es incompleta debido a un mal funcionamiento. Por este motivo, lo más importante es saber que la presencia del monóxido de carbono es evitable y prevenible.

 

Para ello, se recomienda la instalación de artefactos de cámara cerrada ya que tanto el aire que requieren como los gases que resultan de la combustión, entran y salen al exterior. Estos equipos no necesitan de rejillas de ventilación y son los más seguros a la hora de calefaccionar dormitorios, baños o bien, calentar agua. Además, se debe controlar que los conductos de evacuación de gases se encuentren en óptimas condiciones para prevenir obstrucciones.

 

El mantenimiento de las instalaciones y el buen funcionamiento de artefactos, salva vidas. Para más recomendaciones, ingresar a los consejos del Ministerio de Salud de La Nación, aquí